Testimonios

A.V.
A.V. Miami, FL

Llegue al programa hundido en mi adicción al juego a muchas otras cosas. Combinaba el alcohol con el juego, pero mi mayor problema era el juego. En el programa entendí mi problema, me ayudaron a atener un acercamiento a Dios y pude ver en otros que si se podía vencer esta atadura. Ahora después de 4 años vivo libre de esa adicción, dedicado a mi familia y mejorar mi vida cada día. Estoy agradecido a Dios por este programa que me dio tanto amor, apoyo y ayuda, no solamente a mi sino a mi esposa también.

J.I.
J.I. Miami, FL

Mi vida estaba fuera de control. Era alcohólico y no podía dejarlo aunque lo intentaba. Toda mi vida giraba alrededor del alcohol y cada vez me hundía más y más. Hice sufrir mucho a mi familia. Me afecto en todas las áreas de mi vida, familiar, económica, social, legal, ocupacional….No hallaba la salida. Un muchacho que me veía casi todos los días en la calle me invito al programa Compasión En Acción, al fin decidí venir y el me acompaño.

Eso fue el comienzo de esta nueva vida. Hoy he recuperado muchas cosas, he recuperado el respeto propio y de los demás, termine algunos estudios he resuelto mi situación legal. Estoy trabajando, y siento una paz y una libertad que no había experimentado antes.

En el programa aprendí a tomar responsabilidad propia y a lidiar con la vida y sus problemas sin el alcohol. He ido aprendiendo que Dios tiene un propósito para cada ser humano y que la felicidad esta en vivir dentro de ese propósito. Ahora sigo manteniendo mi recuperación y ya estoy ayudando a otros que llegan como yo llegue.

“Mi vida estaba fuera de control. Era alcohólico y no podía dejarlo aunque lo intentaba…. Hoy he recuperado muchas cosas, he recuperado el respeto propio y de los demás, termine algunos estudios he resuelto mi situación legal. Estoy trabajando, y siento una paz y una libertad que no había experimentado antes…”

L.A.
L.A. Miami, FL

Llegue al programa porque mi esposa se entero de mi problema con drogas y se separo de mi, esto me obligo a buscar ayuda. Me tomo un tiempo para entender mi enfermedad a la adicción y para empezar a hacer las cosas que me llevarían a un cambio permanente. Hoy he recuperado mi salud, mi vida y mi familia. Estoy libre de drogas y feliz. Me gradué de mis estudios que había dejado postergado por años, y juntos caminamos en los caminos del Señor. Compasion En Accion fue el instrumento que Dios uso para cambiar mi vida.